Baja California

Zipizape entre docentes durante informe de María Luisa Santoyo

Por: Cristian Torres Cruz

Mexicali, 25 de octubre.- La reunión en la que la secretaria general de la Sección 37 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), María Luisa Gutiérrez Santoyo, ofrecería su informe de labores, terminó en un enfrentamiento entre docentes.

El motivo fue que presuntamente se negó acceso a los integrantes de la planilla naranja, encabezada por Alfonso López Chávez.

El incidente, que terminó con vidrios estrellados y la intervención de elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), se dio en el salón Teotihuacán ubicado en el corazón del Centro Cívico.

Docentes cercanos a López Chávez denunciaron la supuesta contratación de “golpeadores”, para evitarles el acceso a las instalaciones.

“Nos dieron un brazalete para identificarnos pero no nos permitieron entrar; nos cerraron la puerta pero finalmente la gente se acumuló, agredieron a unas compañeras y compañeros, no dejaron entrar al maestro Alfonso López Chávez y se dio la trifulca”, explicó Rodolfo López integrante del Comité Ejecutivo Seccional actual.

Por su parte Alfonso López Chávez señaló que en el filtro de seguridad se agredió a unas maestras, por lo que se dio el percance.

“El golpe en la cara, que es una cuestión ruin de los compañeros que están ahí, y yo hago el llamado a todos para que tengamos la tranquilidad y la calma”, expuso.

Desacuerdo por problema de logística, la causa

Por su parte Ampelio Íñiguez, quien fue reconocido por el Comité Ejecutivo Nacional del SNTE como nuevo dirigente de la sección 37, dijo que se trató de desacuerdo propiciado por un problema de logística.

“Fue un problema de logística lo que generó la molestia y la incomodidad que están externado; esperemos que se supere el problemita ese y pudiéramos reanudar los trabajo del pleno”, expuso.

Señaló que ya quedaron acreditados como la nueva directiva sindical, por lo que asistieron al informe de actividades de María Luisa Santoyo y la toma formal de protesta.

Tanto Alfonso López como María Luisa Santoyo se reunieron en un salón privado para dialogar sobre el incidente, sin embargo quien se identificó como Patricia Sánchez, dueña del Salón Social, expulsó a los representantes de los medios de comunicación argumentando que se trataba de un lugar privado.

Información relacionada

Entradas relacionadas