Economía

Gobierno de BC analiza cómo deshacerse de la fotovoltaica sin indemnización

Por: Redacción La Jornada Baja California y Juan Pablo Guerra

Tijuana, 24 de noviembre.- El gobierno de Baja California analiza estrategias para deshacerse del contrato para la construcción de una planta fotovoltaica sin tener que pagar una indemnización -calculada en 6 mil millones de pesos- que dañe a las finanzas públicas, reveló el secretario de Hacienda, Marco Antonio Moreno Mexía.

“Las conclusiones nuestras son contundentes: el proyecto tal como está estructurado no corresponde a la necesidad que tiene el estado en términos de costo de suministro del energía eléctrica, es decir es un proyecto estructurado con ventajas para el inversionista privado que lógicamente representa condiciones de desventaja en términos del plazo del precio y los mecanismos de garantía hacia el estado”, expuso.

Durante su participación en la primera conferencia encabezada por la gobernadora del estado, denominada “Miércoles de mañanera con Marina del Pilar”, aseguró que les asisten la razón y la justicia, por lo que evalúan una ruta jurídica “que nos permita deshacernos de ese compromiso sin tener que liquidarlo”.

No habría por qué pagar

El proyecto cuenta con un mecanismo contemplado en el contrato que obliga al repago de certificados de inversión por parte del estado si el proyecto, calculado en 200 millones de dólares y concesionado por 30 años a Next Energy, se cancela por cualquier circunstancia, según el secretario de Hacienda.

Al respecto, Marco Antonio Moreno advirtió que “no habría ninguna consideración por la cual nosotros estuviéramos de acuerdo en tener que repagar algún recurso de una inversión que no se ha realizado; que no tiene los permisos correspondientes y que eventualmente no va a entrar en funcionamiento”.

El gobierno bajacaliforniano integró un equipo de especialistas en proyectos de energía eléctrica, en temas jurídicos y financiero para analizar el proyecto y las implicaciones para las finanzas públicas del estado, reveló Moreno Mexía. 

Soberanía energética al estado y fin al déficit, aseguraba Bonilla

La planta fotovoltaica es un proyecto del ex gobernador Jaime Bonilla Valdez, cuya concesión se otorgó a la empresa Next Energy que ganó la licitación; contemplaba la generación de 2 mil 546 megawatts diarios que se destinarían principalmente a la operación del acueducto Río Colorado-Tijuana.

El 15 de junio pasado, durante la presentación formal del proyecto, Bonilla destacó que Baja California ya contaría con soberanía energética y resolvería el déficit que registra al no estar conectada a la red nacional; además de abastecer el acueducto generaría suficiente energía para el suministro de las dependencias estatales.

Además de Bonilla, al asistieron Marina del Pilar Ávila Olmeda, entonces gobernadora electa; el presidente del Consejo de Next Energy, Eugenio Javier Maíz Domene; Karen Postlethwaite Montijo, titular de Sidurt; Mario Escobedo Carignan, secretario de Economía y Salomón Faz Apodaca, titular de Seproa, además de la entonces alcaldesa de Mexicali, María Guadalupe Mora Quiñonez.

La más alta tecnología

La planta estaría ubicada en Cerro Prieto, ocuparía una superficie de 550 hectáreas y contaría con “la más alta tecnología de paneles solares para lograr la máxima captación de energía del sol”, y a los 30 años pasaría a ser propiedad del gobierno del estado.

La generación de energía sería adquirida a través de una suministrador certificado, para su distribución al acueducto Río Colorado y dependencias estatales, además de que se apoyaría a las familias de menos recursos, según la información de aquella fecha.

Sin permisos

Sin embargo, en octubre pasado, a pocas semanas de que concluyera la administración de Jaime Bonilla Valdez, la Secretaría de Energía confirmó que se carecía de los permisos para la construcción de la planta porque los estados no cuentan con facultades para licitar la red nacional eléctrica.

El Ayuntamiento de Mexicali también había negado a la empresa el permiso de uso de suelo, pues además tampoco contaba con el Manifiesto de Impacto Ambiental. 

Como respuesta, el entonces gobernador lamentó la negativa y sostuvo que el proceso de licitación y otorgamiento de la concesión estuvo apegada a la ley, y siempre insistió en la importancia de la soberanía energética para Baja California.

En el estado hay 21 plantas generadoras de energía, pero casi toda se exporta a Estados Unidos, por ello, en julio de 2020 se publicó un decreto en el Periódico Oficial del Estado que lo autorizaba para celebrar un contrato plurianual de suministro de energía eléctrica, el 20 de octubre de ese año se firmó el contrato plurianual con Next Energy. 

Información relacionada

Entradas relacionadas