Opinión

México SA | Carlos Fernández-Vega

Por: Carlos Fernández-Vega

  • Derecha fétida siembra miedo y veneno
  • ¿Vacunas perdidas? No, fake news
  • Más de 80 millones de dosis en agosto

Como no tiene nada que proponer ni programas que impulsar, la autodenominada “oposición” y sus gritones maiceados se han dedicado a fabricar y difundir, urbi et orbi, noticias falsas con el fin de desinformar a la población y, según dicen, “golpear” al gobierno. Es algo cotidiano en México, pero el esquema se repite en toda América Latina y las llamadas fake news suelen ser idénticas, aquí y allá, en temática y contenido.

En plena pandemia, sin importarle lo extremadamente delicado de la circunstancia que vive nuestro país y el planeta en su conjunto, la derecha seleccionó al sector salud como uno de sus principales objetivos en su perverso plan de difundir noticias falsas, principalmente las concernientes al Covid-19 y el programa de vacunación. Su objetivo es meter miedo, hacer ruido, sembrar la duda, y aunque en ocasiones lo logra, más temprano que tarde es descubierta.

La derecha es sembradora de odio, venenosa a más no poder, y ante su ostentosa derrota se ha dedicado a difundir “noticias” que van desde vacunas “inexistentes”, “robadas”, “adulteradas”, de “procedencia dudosa”, pirata, de “pésima calidad” y que provocan “enfermedades crónicas”, hasta la “inoculación del comunismo” vía intravenosa para “controlar a la población”, recipientes “rellenos de agua”, “jeringas infectadas”, “alteraciones reproductivas” y cualquier cantidad de sandeces en una peligrosa combinación de cretinismo y lesa progenitora.

Entre lo más reciente, que no lo último, la fétida derecha ha difundido –y sus medios reproducido– que el gobierno mexicano “perdió” alrededor de 20 millones de dosis de vacunas anti-Covid-19, y como “ya se descubrió” entonces ahora la Secretaría de Salud culpa a Birmex (Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México, una empresa mayoritariamente del Estado) y ésta le regresa la papa caliente a la primera en un peloteo “por demás irresponsable”. “¡Dónde se encuentran!, ¡quién responde por ellas”, grita el coro de la derecha. Así, en línea con aquel chiste del gallego (“sólo por joder”), muchos medios divulgaron esa “noticia” sin tomarse la molestia de verificar su procedencia y autenticidad.

Por ello, en la mañanera de ayer el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, subrayó que “no hay ninguna pérdida de vacunas; todas las que tenemos están perfectamente identificadas y sabemos dónde están y en qué momento se están aplicando”. La citada “noticia” simple y llanamente “es una fabricación completamente sin fundamento”, y forma parte del cada día más grueso inventario de fake news.

Una vez más, López-Gatell explicó: “la realidad territorial del país es compleja; no es lo mismo estar en un macrocentro, en una ciudad principal, donde tenemos acceso pleno a Internet y se puede registrar en tiempo real acada una de las personas que se vacunan; en las zonas suburbanas y más en las zonas rurales, donde la operación de la brigada de vacunación Correcaminos es más difícil, no hay acceso pleno a Internet y los registros nominales se desfasan, no se hacen en tiempo real”.

A estas alturas del Plan Nacional de Vacunación, dijo, debe atender a segmentos poblacionales más grandes “y tenemos muchos más millones por semana; la brecha ya es de cerca de 19 y medio millones de dosis, pero es una brecha de registro”. Además, “hay un tránsito de las vacunas: no llegan mágicamente del aeropuerto al puesto de vacunación. En resumen, no hay ninguna vacuna perdida. Este tipo de calumnia, de difamación, no sé qué propósitos tenga, evidentemente no muy nobles. Hay un proceso que va más lento de registro (no de inoculación); cuando nosotros decimos ‘se ha aplicado esta cantidad de vacunas’ es porque ya los tenemos registrados en la plataforma”.

De cereza, el canciller Marcelo Ebrard informó que en diciembre pasado el objetivo programado en adquisición de dosis de vacunas apuntaba a 70 millones para julio de 2021. No sólo se logró, sino que se superó y “vamos a empezar agosto con 80 millones para garantizar las metas de nuestro plan de vacunación”.

Entonces, a ver con qué otra estupidez saldrá la fétida derecha.

Las rebanadas del pastel

A partir de ayer, el estado de Veracruz se suma a los estados de la República (Hidalgo, Oaxaca y CDMX) que han legalizado la interrupción voluntaria del embarazo. El Congreso local aprobó el aborto hasta la semana 12 de gestación y amplió la causales por afectaciones a la salud.

Entradas relacionadas