Frontera

Brotes de varicela en 2 albergues migrantes de Tijuana encienden alarmas

Por: Mireya Cuéllar

Tijuana, 29 de junio.- Dos brotes de varicela en igual numero de albergues, entre ellos el Centro Integrador para el Migrante  “Carmen Serdán” (CIM) -del gobierno federal- hicieron saltar hoy las alarmas entre autoridades y los 3 mil centroamericanos y haitianos que acampan en El Chaparral.

Son 52 niños del albergue Embajadores de Jesús y 11 del CIM los contagiados, tres de ellos hospitalizados y las autoridades no cuentan con vacunas para contener el brote. Algunos de los infectados dejaron recientemente el campamento y se trasladaron a los albergues.

Fuentes gubernamentales confirmaron que los hospitales de la ciudad de Tijuana se negaron a recibir a los niños que se encuentran en situación más crítica, argumentando que este brote se puede convertir en un problema de salud Pública para la ciudad.

Los pequeños del Centro Integrador han sido aislados en el albergue del gobierno federal que tiene una capacidad instalada para alrededor de 2 mil personas, pero en el que se encuentran únicamente unas 300 dado que los migrantes asentados en casas de campaña en el Chaparral se niegan a ser reubicados con el argumento de que su presencia en la puerta de entrada a Estados Unidos es una presión para la administración de Joe Biden.

En Embajadores de Jesús; el brote más grande

Apenas hace unas semanas unas 20 familias aceptaron irse al albergue Embajadores de Jesús, administrado por un pastor evangélico que en el pasado dio alojamiento a cientos de haitianos en su templo. De hecho, ahí se ubica lo que se conoce como “el pequeño Haití” un enclave de unas cuantas casas donde ya viven haitianos que llegaron a Tijuana desde Brasil desde hace poco más de dos años.

Es en dicho albergue donde está le brote mayor de varicela con 52 niños contagiados, 14 en remisión y tres hospitalizados. Un grupo de cinco infantes  tuvo que ser llevado a un Hospital de Playas de Rosarito por encontrarse en situación crítica.

Los brotes se dan en un contexto de crispación en el seno del campamento del Chaparral, donde se han formado dos grupos, uno de haitianos y otro de centroamericanos que están constantemente en disputa por el control de las donaciones, como casas y cobertores, así como de los víveres.

Un grupo de haitianos denunció que la noche del lunes fueron asaltados a mano armada por un centroamericano, despojándolos de dinero y de todo lo de valor que tenían en las casas de campaña. Ello motivó que esta mañana estuvieran a punto de liarse a golpe; la policía municipal hizo acto de presencia pero no intervino.

Foto: cortesía para La Jornada Baja California

Entradas relacionadas