Opinión

En el chopo | Sigue el rock mexicano: Otaola, Bostik y Zamher / Javier Hernández Chelico

Por: Javier Hernández Chelico

De diversas maneras, los músicos mexicanos de todos los géneros continúan de pie.

El rocanrol no es la excepción, y durante el confinamiento no se detuvo, entonces ya empiezan a rolar los resultados: discos nuevos, concierto y proyectos chidos. Álex Otaola, quien ha sido guitarrista en Santa Sabina, La Barranca, San Pascualito Rey y Cuca, lanza su segundo material solista: Fractales Vol. II, producción que es muestra del compañerismo entre roqueros porque nada más participan 25 músicos en la grabación de este álbum, realizado en modo pandemia, es decir, cada uno por su lado creó una parte del rompecabezas musical y así se lograron las 12 “canciones collage”, como las llama Álex.

Es imposible nombrar a todos los participantes, pero, como es obvio, estuvieron puros picudos, como se deja escuchar en Rumble driver.

Por otro lado, Banda Bostik reaparece después de que David Lerma, El Guadaña, se ha recuperado totalmente de un contratiempo de salud; Bostik anuncia sus tocadas, pues hoy se presenta en la Feria Rocker de San Juan Teoloyucan, el 11 de julio tocará en el centro de Atizapán (frente a la Esperanza) y el 17 en el Hendrix de avenida Cuitláhuac, en la glorieta de Camarones, mientras el concierto estelar será el 28 de agosto en el teatro Ferrocarrilero. En tanto, Nancy Zamher estrena su disco Raíces, que contiene nueve canciones con influencia de música popular mexicana y ritmos contemporáneos, con piezas como Amaranto, La guardiana, De caña las voces y el sencillo Se llama Gabriela.

Faro de Oriente y Chopo dominical, 21 años

Hay un lugar en el oriente de la ciudad donde la banda –y también familias– la pasan chido. Todos lo llaman el Faro de Oriente, aunque su nombre oficial es Fábrica de Artes y Oficios.

Este espacio es conocido por ser un recinto donde se ofrecen talleres recreativos y formativos, pero también por sus múltiples actividades culturales y por los conciertos de rock. El Faro llega a 21 años de existencia bajo el lema Iluminando tempestades.

La celebración fue en línea; lo chido es que hubo Mañanitas en línea, interpretadas por alumnos niños; entre lo ofrecido destaca el laboratorio Poéticas en movimiento y Memoria digital de Faro de Oriente, donde participaron voces diferentes, pero todas alrededor de ese sitio, que da cobijo sin distinción.

Las actividades se llevaron a cabo hasta hoy. Este sábado a mediodía, a través de Facebook Live habrá música, poesía, danza y exposición y a las 18:40 horas cerrarán Perikles y la Impredecible Blues. Larga vida al Faro.

Otro espacio de abolengo cultural y rocanrolero que sigue presente es el Tianguis del Chopo, sólo que por las circunstancias presentes se ha vuelto dominical, y así estará mientras dure la campaña de vacunación en la biblioteca Vasconcelos.

Por lo mismo, mañana El Chopo se instalará en su domicilio habitual, en el horario acostumbrado y aplicando las medidas sanitarias vigentes (uso de cubrebocas y de gel obligatorios para los locatarios, así como labor de convencimiento con los visitantes para que se protejan, con el obsequio de estos aditamentos).

Salú.

Adskeeeper

Related Posts