Baja California Vídeos

Sin días de asueto, los colectivos de búsqueda continúan su labor en Tijuana

Por: Redacción La Jornada Baja California

Tijuana, 18 de marzo. Sin importar si es fin de semana o día de asueto, los colectivos de búsqueda continúan su incansable labor en las calles de Tijuana, donde esperan que alguien pueda dar datos sobre alguna de las personas que tratan de encontrar.

En este día no laborable, el colectivo Todos Somos Erick Carrillo se reunió para hacer una de las llamadas “búsquedas en vida” en la colonia Altabrisa, colonia en la que habitaba Elizabeth Puga, quien desapareció hace cuatro años.

“La fundación sale regularmente todos los días a hacer búsquedas. No tenemos días festivos, ni cumpleaños, ni días de asueto. Todos los días salimos e intercalamos búsqueda en vida con campo”, explicó Karen García, secretaria general del colectivo y hermana de Elizabeth Puga.

Sobre el caso de su hermana señaló que tuvieron contacto con ella por última vez el 5 de julio de 2020, cuando a su familia y a ella les mandó un mensaje en el que decía que su vehículo había sido incendiado afuera de su casa y tenía mucho miedo. Al día siguiente iba a verse con su mamá para acudir a una cita médica, pero ya no tuvieron contacto con ella.

Indicó que después de hacer el reporte de la desaparición ante las autoridades, la Fiscalía General del Estado (FGE) inició con las averiguaciones, sin embargo, García enumeró varias deficiencias, como el hecho de que no hayan hecho un peritaje al automóvil quemado, ni hubieran entrado a revisar el domicilio de Elizabeth.

Mencionó que en la fundación Todos Somos Erick Carrillo sus integrantes pueden encontrar la fuerza que necesitan, ya que son como una familia porque todos comparten el mismo dolor, sin embargo, la desaparición de un familiar es algo que nunca se supera, además de que la situación de no saber qué pasó con su familiar y el exponerse al trabajo en campo los merma física y mentalmente.

No se supera la desaparición de un familiar. Es una agonía lenta. Recuerdo que cuando yo me uní a la fundación yo le dije a mi líder que yo no quería llegar a lo que él estaba. Llevaba él un año. Yo le decía: ‘líder, yo no me imagino tener el tiempo que usted lleva. Yo espero que yo no tenga que llegar’. Y ahora ya voy a cumplir cuatro años y cada vez pesa más el costal, cada vez es más duro continuar”, expresó.

Agregó que todos los días se une gente nueva a la fundación en busca de apoyo para dar con sus familiares, esto a pesar de que hay autoridades encargadas de dar seguimiento a este tema. De esta forma, el colectivo se convierte en un guía que los orienta sobre las gestiones que deben hacer y a qué instancias acudir.

“Somos el apoyo de primera mano para ellos porque cuando te conviertes en víctima de este delito no hay ninguna autoridad que te guie sobre a dónde tienes que ir, cuáles son las gestiones a realizar y aquí es justo una de las misiones que tiene la fundación: el asesoramiento y acompañamiento en todo”, manifestó.

También puede interesarte: José Manuel Cruz Pérez lleva 9 años desaparecido; su padre sigue buscándolo

Related Posts