México

México acoge a 124 refugiados de Afganistán; varios son menores

Por: Arturo Sánchez Jiménez/La Jornada

Ciudad de México, 26 de agosto.- México abrió sus puertas a periodistas afganos que sirvieron en su país al New York Times (NYT) y que tuvieron que ser trasladados luego de que el talibán tomó el poder.

Tras la llegada de los periodistas y sus familias –124 personas en total, incluyendo niñas y niños–, el Times publicó un artículo en el que narró que tuvo que buscar desesperadamente ayuda lejos de Washington para rescatar a su personal. “Los funcionarios mexicanos, a diferencia de sus contrapartes en Estados Unidos, lograron vencer la burocracia de su sistema migratorio para proveer rápidamente los documentos que, a su vez, permitieron que los afganos volaran desde el asediado aeropuerto de Kabul con rumbo a Doha, Qatar”, publicó el diario.

Los periodistas afganos llegaron en un vuelo de la Fuerza Aérea de Qatar al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde les dio la bienvenida el canciller Marcelo Ebrard, que jugó un papel clave para el rescate de colaboradores del NYT, según el propio diario, que ha sido crítico del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y criticado a su vez por el mandatario.

Una decisión urgente

El pasado 12 de agosto, el ex jefe de corresponsales del periódico en Kabul y México, Azam Ahmed preguntó a Ebrard si México estaría dispuesto a recibir refugiados de Afganistán. En un primer momento el canciller expresó que no sería posible, pero decidió consultar al Presidente, quien estuvo de acuerdo en que “la situación se movía con mucha rapidez y había que tomar la decisión con la misma rapidez”, manifestó Ebrard en una entrevista esta semana. Y la solicitud se aceptó.

Una vez que México pudo ofrecer garantías a los periodistas del Times, extendió una invitación a otros medios estadunidenses: The Wall Street Journal y The Washington Post, para ofrecer protección humanitaria a sus empleados afganos. El Journal ha señalado que planea enviar a su equipo a México, mientras que el Post no ha hecho comentarios sobre sus planes.

“Estamos profundamente agradecidos por la ayuda y generosidad del gobierno de México” dijo A.G. Sulzberger, editor y presidente del Times. “Su ayuda ha sido invaluable para poner a nuestros colegas afganos y sus familias fuera de peligro. Instamos a toda la comunidad internacional a seguir este ejemplo y a continuar trabajando en favor de los valientes periodistas afganos que aún están en riesgo”.

Jennifer Feller, directora de Planeación Política de la SRE y encargada de coordinar el viaje de los afganos a México, manifestó en entrevista telefónica con La Jornada que tanto el grupo que arribó ayer como las cinco jóvenes del equipo de robótica de Afganistán que llegaron a México el martes, recibieron documentos migratorios expedidos por México por razones humanitarias que les permitirán recibir protección temporal mientras exploran opciones a futuro en Estados Unidos, en otros países o en territorio nacional.

“Una brutal” ola de solicitudes de asilo

Desde que los talibanes tomaron el poder, México ha recibido “una brutal” ola de solicitudes de afganos que buscan protección, las cuales se cuentan por miles, informó Feller. Consideró que quizá el principal reto que ha enfrentado el país para brindar ayuda es que México no tiene embajada ni infraestructura en Afganistán.

Al recibir a las familias afganas, el canciller Ebrard aseguró que “todas las vidas humanas son importantes, pero quiero subrayar el día de hoy que este grupo que ha llegado a México representa también muchos valores asociados a la libertad de prensa y a la libertad de información y comunicación”.

Ante las solicitudes de visas humanitarias, refugio o asilo de parte de personas de Afganistán, el presidente López Obrador ha pedido que se mantenga “la tradición de México en favor del refugio.

“No podríamos en este caso dejar de hacerlo, es lo que es congruente con la posición de México y máxime que en este caso se trata de quienes están arriesgando sus vidas por informar, por comunicar”, subrayó Ebrard.

Entradas relacionadas