Cultura

La compañía México de Colores celebra una década de baile y lucha por la aceptación de la diversidad

Por: Fabiola Palapa Quijas/La Jornada

 

Carlos Antúnez, bailarín, coreógrafo y fundador de la compañía de danza México de Colores, asegura que el arte es la manera más divertida y evidente de hacer una revolución y lograr algo, pues está convencido de que habla de sentimientos y emociones.

«Lo que no pueden hacer campañas mediáticas, leyes o decretos, un solo espectáculo lo puede lograr, porque no le dice al espectador cuál es la manera correcta de dirigirse a otra persona; va más a fondo, al sentimiento. No es qué debes decir, sino qué sientes y, entonces, percibes que la otra persona es como tú. Ahí empieza la verdadera aceptación y no la tolerancia», explica Antúnez, quien celebrará 10 años de la compañía del 12 al 20 de junio en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

México de Colores es una de las agrupaciones profesionales de danza con temática sobre la diversidad más destacadas. Se creó en 2011 a iniciativa del bailarín y coreógrafo Carlos Antúnez, quien buscó desde el principio romper estereotipos dentro de la danza, por lo que está integrada exclusivamente por hombres.

Inspirada en el folclor mexicano, sus espectáculos son una mezcla de cabaret, pantomima, teatro, sátira y comedia, con coreografías que trasladan al público a diferentes lugares y costumbres de nuestro país, con el objetivo de salir del punto común de lo cultural o turístico.

En entrevista, Antúnez comparte que la danza ha logrado que el espectador vea en el escenario a otra persona, a un bailarín, sin importar su orientación sexual.

«Iniciamos este proyecto con la idea de presentarnos en actos con la comunidad gay, o que estuvieran relacionados con la equidad de género, pero ha sido sorprendente que nos hemos presentado en lugares al aire libre y la gente que se acercó por curiosidad y un poco de morbo empezó a gozar del espectáculo, porque usamos la comedia; cuando terminaba, al público ya no le importaba si eran hombres gay, heterosexuales, solo aplaudían. Ahora, en nuestras redes, contamos con 45 mil seguidores», señala el coreógrafo.

Antúnez añade: «En nuestras presentaciones hablamos sobre discriminación hacia la comunidad LBGT, pero en el camino hemos encontrado que en México existe mucha discriminación por el color de piel, el tipo de cuerpo o la estatura, y decidimos incorporar ese lenguaje a nuestro espectáculo. Ya no hablamos solo de la orientación sexual, sino de esta inconformidad que los medios y la sociedad te hacen sentir contigo mismo».

10 años, 10 estrenos

«El espectáculo habla de que te quieras como eres, seas hombre, mujer, transgénero, heterosexual, alto, bajo, gordito, flaco, rubio… moreno, de eso se trata, de diversidad».

Para celebrar una década de arte y de intensa lucha por los derechos de la comunidad LBGT, la compañía presentará el espectáculo México de Colores: 10 años, 10 estrenos, en el que compartirán con el público sus propuestas coreográficas.

El programa incluye las obras Entre tigresas y tesoritos; Viejitas, pero perritas; La otra lucha, Viva la vida; La mestiza; Dos tipos descuidados; Duetos; Ni chulis ni jurumellos; Me gusto así, y el tema musical México de colores, creado por Carlos Antúnez.

Para el bailarín y coreógrafo, este repertorio confirma la vocación activista de la compañía y hace un reconocimiento a los adultos mayores diversos, al orgullo de ser diferente, al valor de ser como se quiere ser, y, de manera especial, a las luchas de la comunidad trans del país y del mundo.

México de Colores se presentará los sábados 12 y 19 de junio a las 19 horas, y los domingos 13 y 20 de junio a las 18 horas en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, Centro Histórico).

Adskeeeper

Related Posts