Baja California

Rodríguez Lozano rechaza desaparición del sistema actual de seguridad

Por: Redacción

Tijuana, 20 de septiembre.- El secretario general de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano, consideró que sería un retroceso desincorporar la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) de la Fiscalía General del Estado (FGE).En un comunicado de prensa mostró desacuerdo con la creación de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la desincorporación de la GESI, que ha demostrado eficiencia y resultados.

“Uno de los compromisos de campaña del gobernador Jaime Bonilla fue eliminar la Policía Estatal Preventiva, la cual junto con la Secretaría de Seguridad Pública se convirtió todos los 12 últimos años del PAN en el poder en un referente para la delincuencia, para la protección de delincuentes, para la protección de narcos, para la tortura, y la violación de derechos humanos, por eso se desapareció”.

Tendría que haber una reforma constitucional

Cuando se creó la FGE se hizo un diseño que es único en el país, en el cual la GESI suplía a la Policía Estatal Preventiva “pero con nuevos criterios de moralidad, de eficiencia y honestidad, por lo que si quieren desaparecerla y volver al esquema anterior tendría que haber una reforma constitucional“, expuso.

Advirtió que no es suficiente con modificar la Ley Orgánica, “tiene que ser necesariamente una reforma a la Constitución del Estado para poder solicitarle al Poder Constituyente Permanente del Estado que se cree nuevamente la secretaría de seguridad pública y se le quite esa atribución a la Fiscalía General del Estado“.

Rodríguez Lozano consideró que lo que antes de desaparecer el sistema actual es necesario “dejarlo que se pruebe, ha demostrado eficiencia y no se trata de que cada gobernante venga a cumplir un propósito específico para la policía, sino que hay que dejar que las instituciones maduren y maduren bien”.

PEP era un ariete para golpear a los derechos humanos

Recordó que “la antigua PEP se convirtió en un ariete de para golpear a los derechos humanos, una policía recaudadora del anterior sistema panista, una violadora de los derechos humanos y que en todos los delitos importantes se mencionaba siempre alguien de los agentes a los que llamaban ‘pepos’ y que por eso la desaparecieron”.

En el comunicado de prensa sostuvo que el fiscal fue nombrado para cinco años y a nivel nacional se contempla un periodo más largo.

“Porque lo que se quiere es que la procuración de justicia no esté al capricho del gobernante en turno, que el gobernante en turno sí sea jefe político y tenga una influencia importante en la administración de Justicia pero que a quién se nombre fiscal tenga la autonomía para poder perseguir delitos que involucren incluso al propio Ejecutivo estatal o federal”.

Información relacionada:

Entradas relacionadas