Frontera

“Aquí no somos nadie”, reprochan haitianos ante crisis humanitaria en México

Por: Redacción La Jornada

Tijuana, Ciudad Juárez, Matamoros, Coahuila y la capital del país son los puntos hacia donde más viajan miles de migrantes haitianos, luego de la crisis humanitaria en su peregrinar para llegar a los Estados Unidos; algunos pagan hasta 2 mil 500 pesos por un lugar en el autobús, cuando el costo regular es de mil 500 pesos para los mexicanos, pero igual los bajan en algún punto de la carretera.

“Aquí somos nadie, no hay autoridades que nos ayuden, no tenemos apoyo de nadie por eso es que buscamos que nos den papeles para seguir nuestro tránsito, pero nos tenemos que cuidar en los retenes porque el personal de migración nos lo quita”, anotó Antoine, un migrante que busca llegar a Tijuana con su familia.

Entre tanto, las compañías de transporte que operan en Coahuila negaron la venta de boletos a personas migrantes; incluso taxistas decidieron no transportarlos por temor a repercusiones legales con el Instituto Nacional de Migración (INM).

Haitianos en Veracruz

A pie por la supercarretera Las Choapas-Ocozocoautla, en motocicleta por los caminos rurales, hacinados en vehículos particulares o previo pago de tarifas excesivas en autobuses, miles de haitianos se internan en territorio veracruzano en busca de la frontera de México con Estados Unidos.

Tras la disolución de las caravanas procedentes de Tapachula, Chiapas, que la Guardia Nacional realizó a inicios de agosto, una ola de migrantes, sobre todo de haitianos, se desplazó por varias vías hasta territorio veracruzano, lo que comenzó a notarse a principios de septiembre en Las Choapas.

Coatzacoalcos es otro de los puntos donde (los migrantes) suelen embarcarse, aprovechan la oferta de transporte con conexiones al norte del país. En esta última ciudad, muchos haitianos hacen trámites en la oficina de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y en cuanto obtienen sus permisos para circular buscan opciones para transportarse.

Francisco Castillo Reyes, director de Protección Civil de Las Choapas, informó que en las semanas recientes se han atendido más de 20 llamadas de auxilio de migrantes. Hemos atendido de todo: deshidratación de bebés y niños, mujeres embarazadas con hemorragias o con parto adelantado por las largas caminatas, hombres que se desmayan por las altas temperaturas.

Concluye EU desalojo de haitianos en Texas; arrecian críticas contra Biden

En tanto, el campamento de casi 15 mil migrantes que se encontraba debajo de un puente internacional a las orillas del río Bravo, que une a las ciudades de Del Río, en Texas, y Ciudad Acuña, en México, quedó ayer desalojado, informaron autoridades locales y federales, mientras la presidencia de Joe Biden sigue recibiendo críticas por esta crisis.

Del lado mexicano, los últimos migrantes haitianos que permanecían desde hace una semana en plena frontera con Estados Unidos levantaron ayer su campamento, tras un acuerdo con autoridades nacionales para reubicarlos en un albergue.

AMLO reprocha tardanza de la ONU en atender el problema migratorio

Ante la situación migratoria en la región, el presidente Andrés Manuel López Obrador reprochó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por estar tardando en atender la problemática y –también en el tono de llamar la atención acerca de la ayuda internacional–preguntó: ¿dónde están los organismos de defensa de derechos humanos? No es dar la espalda, voltear a otro lado.

El mandatario fue enfático en que su gobierno no quiere que nuestro país sea campamento de migrantes, y tampoco gestiona recursos para sí mismo, porque cuenta con el presupuesto necesario para financiar su desarrollo.

Miles de haitianos abandonaron Acuña, Coahuila, y se refugiaron en Monterrey, Nuevo León, en ciudades de Tamaulipas o regresaron a Tapachula, Chiapas, en un intento por ganar tiempo y conseguir la residencia permanente en México o terminar los trámites de asilo humanitario en Estados Unidos.

Por otro lado y ante esta situación catorce equipos legales de diversas organizaciones locales e internacionales ayudan a las más de 900 personas de Haití que se refugian en el albergue para migrantes Casa Indi, ubicado en Monterrey, Nuevo León.

Cuatro equipos jurídicos de Casa Monarca, albergue para personas migrantes ubicado en el municipio de Santa Catarina, cuatro más de HIAS (Sociedad de Ayuda al Inmigrante Hebreo) y seis de Asylum Access México, atienden en promedio 15 solicitudes de asilo a diario desde el domingo, tras la llegada masiva de los extranjeros.

A su vez, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos anunció la apertura de un Centro de Procesamiento para Migrantes en Laredo, Texas, por el aumento de solicitudes de asilo de haitianos, que han desbordado a las autoridades en el Río, Texas.

Descartan permanencia en la CDMX

El gobierno de la Ciudad de México no habilitará albergues para los migrantes, la mayoría de ellos haitianos, que han acudido a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), pero se les atenderá en algunos espacios que ya existen en la ciudad en caso de permanecer más tiempo.

La jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, detalló que, de acuerdo con la información que le proporcionaron, la permanencia de los migrantes no se extenderá, pero mientras tanto se les ofrecerán servicios de salud y algunas otras cuestiones, que está atendiendo la Secretaría de Gobierno para darles apoyo.

“Pero no se abre un albergue como tal, en particular, sino de los que ya existen en la ciudad, donde puedan pernoctar, si es que van a quedarse más tiempo, pero la información que tenemos es que no, no van a permanecer mucho más en la ciudad”.

También lee:

Entradas relacionadas